Les Basses Réunies & Bruno Cocset La Nascita del Violoncello j07 marzo | 20:30 | Espacio Sta. Clara
PROGRAMA PDF

I
Diego Ortiz (c.1510-c.1570)
Recercada sobre el madrigal O Felici Occhi Miei
Girolamo Frescobaldi (1583-1643)
Canzona a basso solo
Canzona a canto e basso
Toccata para clave
Giovanni Battista Vitali (1632-1692)
Passacaglia
Domenico Gabrielli (1659-1690)
Canon
Sonata en sol para violonchelo y bajo continuo [Grave – Allegro – Largo – Prestissimo]
Ricercare para violonchelo solo
Sonata en la para violonchelo y bajo continuo [Grave – Allegro – Largo – Presto] [interpretada con viola]
Giuseppe Jacchini (1667-1727)
Sonata en la para violonchelo y bajo continuo Op.1 [Adagio – Presto-Prestissimo – Adagio – Aria-Allegro]
Sonata en si bemol para violonchelo y bajo continuo Op.1 [Grave – Prestissimo – Adagio – Aria-Presto]
Evaristo Felice Dall’Abaco (1675-1742)
Largo en re

II
Antonio Vivaldi (1678-1741)
Sonata en sol menor RV 42 para violonchelo y bajo continuo

Preludio: Largo
Allemanda: Andante
Sarabanda: Largo
Gigue: Allegro

Domenico Scarlatti (1685-1757)
Sonata para clave en la mayor K343 [Allegro – Andante]
Sonata para clave en la menor K218 [Vivo]
Francesco Geminiani (1687-1762)
Sonata en do mayor Op.5 nº3 para violonchelo y bajo continuo

Andante
Allegro
Affetuoso
Allegro

Aunque con el tiempo los instrumentos musicales terminan homogenizándose y estandarizándose, en sus orígenes cada uno es producto de infinidad de experimentos diferentes y no siempre resultan genéticamente puros. En la búsqueda de soluciones a problemas técnicos concretos, la mezcla de las particularidades propias de artefactos más o menos similares determinó que muchas veces se produjeran múltiples variantes de instrumentos cuyas características hoy vemos como absolutamente uniformes. Por ejemplo, el violonchelo.

Este cordófono de la familia del violín apareció en el siglo XVI, o quizás mejor sería decir que por entonces surgieron instrumentos bajos de arco que con el tiempo acabarían unificándose en lo que conocemos hoy por ‘violonchelo’, pues se han identificado (¡y reconstruido!) violonchelos primitivos con cuatro, cinco y hasta seis cuerdas, con trastes y sin ellos, de tamaños y formas diferentes. El término ‘violoncello’ (la forma original italiana) aparece por primera vez en 1665, en una colección de Giulio Cesare Arresti (Sonate a due e a tre con la partie di violoncello a beneplacito). Poco antes, el término ‘violoncino’ aparecía en una partita de Giovanni Domenico Freschi, así como en una de las sonatas de Giovanni Battista Fontana. También está documentada desde los años 40 de aquel siglo …

+